Ir al contenido (Oprimir enter).
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Skip Navigation Links2009-04-17_21154
2009-04-17
 

Campaña Nacional contra el tráfico ilícito de Bienes Culturales

 
/SiteAssets/imagenes/patrimonio/Noticias/2009/trafico_thumb.jpg
 
Compartir en:

 
 

Problemática

La identidad de las naciones se ha visto gravemente amenazada por la pérdida continua y progresiva de su patrimonio cultural. Los bienes que lo conforman se han convertido en objeto de un negocio delictivo que enriquece  las redes internacionales de comercio ilegal. El hurto, saqueo, vandalismo, comercio ilegal, excavaciones clandestinas, falsificaciones, entre otros, alimentan el tráfico ilícito, al igual que los cambios socioeconómicos y culturales que son consecuencia de la globalización, se convierten en amenazas constantes para  la preservación de la memoria.

El creciente y progresivo incremento de estos actos delictivos  causa un daño irreparable a las comunidades colombianas, no solamente porque empobrece su patrimonio, sino porque priva a las generaciones presentes y futuras, del conocimiento de su historia. Las expresiones culturales, artísticas, utilitarias o documentales, individuales o colectivas, de autores reconocidos, anónimos o las producciones populares, son el verdadero testimonio de las sociedades y culturas pasadas y de las que conviven actualmente en el territorio nacional.

El tráfico ilícito de bienes culturales está catalogado como el cuarto problema mundial, después del tráfico de drogas, armas y especies protegidas y, considerado como una amenaza multidimensional a la seguridad de las naciones  Y, de este flagelo, no se libra ningún país.

Para prevenir y contrarrestar este tráfico, se desarrollan proyectos, tanto al interior de cada país, como de forma cooperada, entre las mismas naciones.

LAS ACCIONES EN COLOMBIA

La protección del patrimonio cultural es responsabilidad conjunta entre el Estado y la sociedad:
“Es obligación del Estado y de las personas proteger las riquezas culturales y naturales de la Nación”  

Para dar cumplimiento a este mandato constitucional, el Ministerio de Cultura, a través del Museo Nacional, la  Biblioteca Nacional y sus diferentes Direcciones, de sus entidades adscritas como el  Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) y el Archivo General de la Nación, trabajan en pro del conocimiento, protección, conservación, restauración y difusión, del patrimonio cultural, a través de proyectos orientados a consolidar un manejo eficiente y sostenible que incorpore el patrimonio cultural como factor primordial en el desarrollo cultural del país.

El Plan Nacional de Cultura 2001 -  2010, definió los campos de políticas en donde se definen las estrategias para implementar. El campo de creación y memoria establece la importancia y la necesidad de registrar y preservar los patrimonios que son representativos de valores, memorias, luchas y gestas de los pueblos y, que potencialmente corren el riesgo de desaparecer. Plantea como estrategia, el diseño de mecanismos que protejan las memorias de los efectos directos o colaterales del conflicto armado y del tráfico ilícito.

Tan grave problemática se abordó con la elaboración de un proyecto, en el cual se definieron cinco líneas de acción:

La Cooperación Nacional, consolidada a través de convenios de cooperación
El inventario y registro del patrimonio cultural mueble, como mecanismo principal de conocimiento, protección y divulgación;
La formación, sensibilización y divulgación, como pilares fundamentales para fortalecer el sentido de pertenencia en los diferentes grupos de población;
La  legislación como soporte jurídico necesario y
La cooperación internacional como componente vital para generar mecanismos conjuntos de cooperación entre los países

Entre los logros, se puede mencionar, de forma general, el fortalecimiento de la política del estado colombiano en materia de tráfico ilícito de bienes culturales y, particularmente, los siguientes:

•    Firma del Convenio Interadministrativo N° 1881.01 de 2005, con el fin de aunar esfuerzos para prevenir y contrarrestar el comercio y salida ilegal  de los bienes culturales. Las trece entidades firmantes del convenio , han ejecutado diversas actividades para contrarrestar el hurto, comercio ilegal y exportación ilícita, a  través de la Campaña Nacional contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, logrando consolidar diversas estrategias que permiten tener una mayor claridad para tomar decisiones frente a complejos asuntos, como los relacionados con los decomisos y  repatriaciones, entre otros. Colombia se ha reconocida internacionalmente por el compromiso continuo de los diferentes gobiernos para proteger el patrimonio cultural mueble y por su lucha contra el flagelo del tráfico ilícito.

•    Creación del Grupo Investigativo de delitos contra el Patrimonio Cultural, de la Policía Nacional, mediante la Resolución 02057 de junio de 2007, el cual permite una mayor protección del patrimonio cultural.

•    Capacitación presencial a diversos sectores de la sociedad. El curso “Medidas de salvaguardia contra el tráfico ilícito de bienes culturales”, realizado con apoyo del ICANH y el Archivo General de la Nación, ha capacitado cerca de  1.674  personas en todo el país, entre funcionarios del Estado (procuradores, fiscales, aduaneros, policías, agentes del DAS), personal de museos, párrocos, docentes, comerciantes,  gestores, diplomáticos, entre otros. Por su parte, el ICANH ha realizado talleres sobre “Prevención del Tráfico Ilícito del Patrimonio Arqueológico”, dirigidos a la Policía de Turismo, al Grupo de Patrimonio Cultural y a la Policía Aeroportuaria, así como los Talleres de “Divulgación para la Preservación del Arte Rupestre de Cundinamarca”, dirigido a las comunidades de casi 100 municipios en donde existe este patrimonio y en donde se promueve el registro de los bienes arqueológicos de estas localidades.

•    El curso virtual “Vivamos el Patrimonio”, es una nueva estrategia en el ámbito de la educación no formal. Su objetivo es capacitar, a través de las potencialidades que ofrecen los modernos Ambientes Virtuales de Aprendizaje (AVA), a un creciente número de colombianos sobre  el valor y significado de los diversos tipos de patrimonio que conforman nuestra cultura, respecto a la importancia de su conservación y protección, con el propósito de preservar nuestra identidad y memoria colectiva.

El curso está orientado al conocimiento y protección del patrimonio mueble, y se realiza con la participación del ICANH, la Biblioteca Nacional, el Archivo General de la Nación, y el apoyo de la DIAN, y del SENA, entidad que puso a disposición de las entidades, sus profesionales, la plataforma y su tecnología. La primera versión se realizó en 2008, y para 2009, se harán seis, con cobertura nacional.

•    Las publicaciones, orientadas al reconocimiento de los bienes culturales: Guía para reconocer los objetos de valor cultural (2004), Guía para reconocer los objetos de la época colonial (2005),  Guía para reconocer los  objetos del patrimonio arqueológico, en asocio con el ICANH (2006), la Guía para reconocer los objetos del S. XIX - mediados S.  XX (2007-2008), y la Guía para la manipulación, transporte, embalaje y almacenamiento de bienes culturales (2008). Otros materiales como los afiches y postales, “No dejes que se fugue nuestro patrimonio” y “No viaje con nuestro patrimonio”, así como los plegables “Guía para turistas y viajeros en Colombia”. Son importantes instrumentos de apoyo y divulgación para los organismos del Estado y para la población en general.

La DIAN y la Procuraduría General de la Nación han contribuido a divulgar los procedimientos de exportación, a través del  Programa “Misión Muisca” y “Procurando”, respectivamente, los cuales salieron al aire por el canal institucional. Se dio amplia información sobre la función de las entidades con relación a la protección del patrimonio cultural y a su exportación.

•    En el fortalecimiento de la legislación que protege el patrimonio cultural colombiano, se expidió el Decreto N° 833 de 2002, que reglamenta el patrimonio arqueológico; la Resolución N° 0395 de 2006 que declara como Bienes Muebles de Interés Cultural de carácter Nacional, algunas categorías  de bienes muebles producidos desde la época colonial hasta 1920 y la Resolución N° 2018 de 2006, que reglamenta el procedimiento de exportación temporal de Bienes Muebles de Interés Cultural de carácter Nacional. Igualmente se elaboró una propuesta para tipificar el tráfico ilegal y la guaquería, a fin de penalizar a quienes comercian con la memoria histórica y cultural del país.

•    La Ley 1185 de 2008 modifica y adiciona la Ley 397 de 1997. En el tema de exportación, reitera la salida temporal de los Bienes de Interés Cultural, por el término de tres años, prorrogables por una vez, cuando se trate de intercambios entre entidades estatales, nacionales e internacionales. También estableció que los Transitarios, Sociedades de Intermediación Aduanera, almacenadoras y empresas de correo, así como cualquier otra que realice trámites de exportación, por vía aérea, marítima y terrestre, están en la obligación de informar a sus usuarios sobre los requisitos y procedimientos para la exportación de bienes arqueológicos y los demás de interés cultural.

Estos  instrumentos se constituyen en soportes jurídicos fundamentales para la protección del patrimonio cultural mueble.

•    La cooperación internacional se ha fortalecido a través de la suscripción y aplicación de los Tratados multilaterales y convenios bilaterales. Entre ellos, la Convención sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, exportación y transferencia ilegal de la propiedad cultural, de 1970, la Decisión 588 de 2004 sobre la protección y recuperación de bienes culturales del patrimonio arqueológico, histórico, etnológico, paleontológico y artístico de la comunidad andina, y los convenios con Perú, Ecuador, Bolivia, Paraguay y Panamá. En proceso se encuentran Suiza, China y Argentina.

Está en curso el proyecto de Decisión Andina para regular el comercio de bienes culturales en los Países Miembros, el cual inicia su proceso de análisis por parte de dichos países.



Para los viajeros o residentes en Colombia:

 

Si Usted va sacar del país, obras de arte o bienes culturales de cualquier época, debe solicitar la autorización de exportación ante las entidades competentes:

 

  1. Ministerio de Cultura - Dirección de Patrimonio, para todo tipo de bienes culturales muebles. www.mincultura.gov.co
  2. Archivo General de la Nación, si se trata de bienes documentales. www.archivogeneral.gov.co
  3. Instituto Colombiano de Antropología e Historia, para el patrimonio arqueológico o réplicas. www.icanh.gov.co

 

Recuerde que:

 

Los bienes que no poseen especial valor cultural, producidos recientemente, como afiches, láminas y estampas decorativas, mapas didácticos, porcelanas, textiles artesanales, pinturas elaboradas sobre vidrio, hamacas, tapetes, tapices, chivas, vajillas de cerámica, productos de cestería, maderas y cueros pirograbados, fotografías y dibujos de carácter familiar, objetos decorativos producidos en serie pequeñas esculturas, adornos, no requieren autorización previa para su exportación (Resolución 2018 de 2006)

Cerrar X
Compartir con un Amigo