Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Skip Navigation Linksla-casa-de-la-memoria-y-los-derechos-humanos-de-las-mujeres

Inicio / Noticias

La Casa de la Memoria y los Derechos Humanos de las Mujeres

 En Barrancabermeja, el Pacto Cultural por la Vida y por la Paz apoyará procesos relacionados con la multiplicidad de la memoria. Uno será el de la Organización Femenina Popular.

22-12-2023
Casa de la memoria
 
Laura Marcela Serrano, subdirectora de la Casa de la Memoria y los Derechos Humanos de las Mujeres.

​​En Barrancabermeja, el Pacto Cultural por la Vida y por la Paz apoyará procesos relacionados con la multiplicidad de la memoria. Uno será el de la Organización Femenina Popular. ¿De qué se trata?

Un edificio de ladrillos, con ventanales altos, tiene inscrito: Casa de la Memoria y los Derechos Humanos de las Mujeres. La inauguró la Organización Femenina Popular (OFP) el 25 de julio de 2019 como el primer espacio en Colombia dedicado a la memoria histórica de las mujeres, construido desde una perspectiva de género. Su ubicación: Carrera 22 # 52B-36, Barrancabermeja, Santander.

La Casa de la memoriaFachada de la Casa de la Memoria y los Derechos Humanos de las Mujeres, en Barrancabermeja.


Con 32°C de temperatura, la entrada de la casa es ya un refugio del sol y, también, del no olvido. Lorena Ospitia​  —mediadora, pelo recogido en una trenza, hombro derecho tatuado, candongas de plata— da la bienvenida en la cabina de la emisora comunitaria La Moana 91.2 FM. Luego, guía hasta al centro de documentación Esperanza Amaris que, aunque todavía no está abierto al público, tiene el propósito de ser un punto de información para aquellos que quieran saber la verdad contada por la comunidad. “La gran mayoría son testimonios que hacen parte de los periódicos que ha hecho la OFP, libros, revistas, cartillas, fotografías de las acciones de las mujeres”, dice.

La Casa de la memoriaCabina de la emisora comunitaria La Moana 91.2 FM


La historia de Barrancabermeja ha estado mediada por el conflicto armado urbano y la movilización social de un pueblo que reclama la garantía de sus derechos, la justicia social, la verdad y una cultura de paz. Desde hace 51 años, la Organización Femenina Popular —conformada por más de 2.000 mujeres de los municipios de Girón, Puerto Wilches, Sabana de Torres, Barrancabermeja, San Pablo, Cantagallo y Yondó— ha luchado por los derechos de las mujeres, especialmente en el Magdalena Medio. También, por la defensa, protección y promoción de los derechos humanos. Por el reconocimiento de las mujeres como protagonistas, sujetas políticas, sujetas de derechos. Por la transformación de las narrativas. Por la defensa de la vida misma.

La Casa de la memoriaUna de las paredes de la Casa de la Memoria y los Derechos Humanos de las Mujeres.


“En el conflicto armado que impactó la región del Magdalena Medio nosotras hemos identificado que las mujeres vivieron unas situaciones de manera diferenciada y desproporcionada. Si bien muchas veces fueron las sobrevivientes, tuvieron que acarrear situaciones de estigmatización, dificultad para el afrontamiento de los hechos victimizantes, escenarios de victimización, falta de atención por parte de las entidades responsables, ausencia de verdad, ausencia de justicia, ausencia de reparación. Es importante que eso se reconozca, pero además trabajar para transformarlo”, explica la socióloga Laura Marcela Serrano, subdirectora de la Casa de la Memoria y los Derechos Humanos de las Mujeres.

La Casa de la memoriaLínea de tiempo que narra los hechos más significativos de la región del Magdalena Medio en pleno conflicto armado.


Las paredes de esta casa, que habla de una comunidad organizada, cuentan historias en fotografías, en videos, en audios, en textos, en cartografías, en objetos. “Nos quisieron enterrar…no sabían que éramos semillas”, grita en letras de colores vivos una que tiene en una de sus esquinas a una lengua de suegra. “Magdalena Medio: región de supervivencia, resistencia y confrontación”, dice otra que con una línea de tiempo narra los hechos más significativos de la región año tras año para contextualizar sobre la situación social, económica y demográfica en pleno conflicto armado. “Omaira Murcia, Tomasa Carvajal, Gloria Inés Erazo…”, señala otra más con los nombres de mujeres víctimas del conflicto que por sus acciones políticas fueron asesinadas. Todas ellas forman el árbol de la vida.

El recorrido de la Casa de la Memoria y los Derechos Humanos de las Mujeres debe hacerse con la pausa de alguien que quiere detallarlo todo. En el camino están, por ejemplo, los pitos que las mujeres del barrio Arsenal usaron para denunciar a los hombres golpeadores. O las campanas que fueron escogidas por organizaciones de mujeres y organizaciones sociales para la conmemoración de un 25 de noviembre y que se oyeron al mediodía durante 20 minutos en contra de las violencias de género. O las piedras que llevaban consigo mujeres en las movilizaciones sociales como símbolos de las voces de quienes estaban ausentes.

La Casa de la memoriaÁrbol de la vida con los nombres de mujeres víctimas del conflicto que por sus acciones políticas fueron asesinadas.


“Nos sentimos muy orgullosas de que sea el primer museo de memoria específicamente de mujeres en el país”, añade Laura Marcela. “Que estos ejercicios, que estas narrativas se repliquen realmente y nos permitan contribuir a un proceso de transformación cultural con las mujeres, con los hombres, con los jóvenes, con los niños y las niñas. Este museo tiene un sentido en la manera en que haya aquí personas interactuando e interpelado con sus contenidos. Una conversación viva sobre la paz, la cultura y la vida en el territorio”.

***

El Pacto Cultural por la Vida y por la Paz es una hoja de ruta que contempla 52 acciones para atender algunas de las necesidades de Barrancabermeja, Arenal, Cantagallo, Morales, San Pablo, Santa Rosa del Sur y Simití (en Bolívar) y Yondó, (Antioquia).​

Este pacto surge como respuesta a las necesidades y propuestas planteadas por organizaciones comunitarias de Barrancabermeja y los siete municipios PDET del Magdalena Medio. Es el corazón de la estrategia Cultura de Paz del Ministerio de las Culturas, las Artes y los Saberes, que busca reconocer las resistencias culturales de las comunidades, organizaciones y colectivos culturales frente a las múltiples formas de violencia.​

Ministerio de Cultura

Calle 9 No. 8 31
Bogotá D.C., Colombia
Horario de atención:
Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. (Días no festivos)

Contacto

Correspondencia:
Presencial: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 3:00 p.m. jornada contínua
Casa Abadía, Calle 8 #8a-31

Virtual: correo oficial - [email protected]
(Los correos que se reciban después de las 5:00 p. m., se radicarán el siguiente día hábil)

Teléfono: (601) 3424100
Fax: (601) 3816353 ext. 1183
Línea gratuita: 018000 938081