Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí

Skip Navigation LinksDía-Internacional-de-rememoración-de-las-Víctimas-de-la-esclavitud-y-la-trata-trasatlántica-de-esclavos
2014-03-25

Día Internacional de rememoración de las Víctimas de la esclavitud y la trata trasatlántica de esclavos

 
 
Compartir en:

 
Uno de los periodos históricos más lamentables de la historia de la humanidad ha sido el de la esclavitud y la trata transatlántica de esclavos.

Relevancia cultural

 

Al comprender la historia de la esclavitud y la trata trasatlántica de esclavos se puede entender a su vez una buena parte de la dicotomía que actualmente existe entre los países desarrollados y los mal llamados subdesarrollados. La historia del colonialismo, marcada desde sus inicios por la segregación racial, estableció también la consolidación de la cultura occidental blanca como cultura hegemónica, haciendo ver las otras culturas como tradiciones "salvajes" distantes de la civilización.

 

En este sentido, el reconocimiento de este momento histórico denota la importancia de las culturas africanas y las civilizaciones precolombinas de América, al igual que evidencia la dignidad y la capacidad colectiva de resiliencia de las comunidades negras, para superar el oprobio que la esclavización significó. Al entender la esclavitud, se puede comprender el exterminio y la violencia que por más de 500 años ejerció occidente sobre otras culturas milenarias no occidentales, pero también se puede entender algunas manifestaciones culturales propias del mestizaje que se generó a partir de este proceso.

 

La reivindicación de las poblaciones afrodescendientes generó casi la mayoría de los actuales ritmos musicales del Caribe y en Colombia también los de la zona del pacífico. De igual forma, la danza folclórica y buena parte de los carnavales y de la gastronomía de América responden a la extraordinaria fusión cultural que fue protagonizada por las comunidades afrodescendientes. Incluso los Estados Unidos le deben a los afroamericanos el Jazz y el Blues, que son las manifestaciones culturales musicales más destacadas de este país y el pilar fundamental para que Rock se desarrollara durante la segunda mitad del siglo XX.

 

Todo esto y mucho más hace parte de esta conmemoración, la cual sirve como marco histórico para evitar que la esclavitud se reinvente y cómo reflexión sobre la riqueza de las culturas afro- descendientes.

 

Historia

 

Uno de los periodos históricos más lamentables de la historia de la humanidad ha sido el de la esclavitud y la trata transatlántica de esclavos. Este proceso que inició en el siglo XVI y duró aproximadamente hasta finales del siglo XIX, reconfiguró de forma definitiva la estructura poblacional del mundo y fue determinante para el desequilibrio socioeconómico que actualmente hay entre los diferentes países del mundo.

 

El discurso colonial se caracterizó por la segregación racial y usó la esclavitud y la trata de esclavos para la obtención abusiva de fuerza de trabajo y como estrategia discursiva para hacerle creer al mundo la superioridad de la raza blanca sobre las otras razas que habitan el mundo.

 

Este largo proceso de desarraigo que se extendió por más de 400 años, es el fundamento del racismo moderno y es el responsable de la descomposición de algunas de las sociedades milenarias del continente africano. Sin embargo, después de la segunda mitad del siglo XX las comunidades afro- descendientes que vivían en casi todo el mundo occidental, empezaron una lucha por el reconocimiento de sus derechos, la cual se encontró inevitablemente con la historia de la esclavitud y la trata de esclavos.


Herramientas de protección

 

A través de la resolución 61/19 del 29 de enero de 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas decide designar el 25 de marzo de 2007 como el Día internacional de celebración del bicentenario de la abolición de la trata transatlántica de esclavos. Un poco más de un año después, el 8 de febrero de 2008, a través de la resolución 62/122, decide designar el 25 de marzo como el Día internacional de recuerdo de las víctimas de la esclavitud y la trata transatlántica de esclavos, para que este se celebre anualmente a partir de 2008, como complemento del ya existente Día Internacional del Recuerdo de la Trata de Esclavos y su Abolición de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. 

 

Según las Naciones Unidas "El propósito de este Día es honrar la memoria de aquéllos que murieron como resultado de la esclavitud. Además, es un día para discutir las causas, las consecuencias y la experiencia adquirida del comercio transatlántico de esclavos con objeto de aumentar la conciencia acerca de los peligros del racismo y los prejuicios".


Estadísticas relacionadas

 

Durante los 400 años que duró la esclavitud y la trata de trasatlántica de esclavos, aproximadamente 20 o 30 millones de africanos y africanas fueron desarraigados y obligados a trabajar en otros países, principalmente de América y el Caribe. Este proceso redefinió no sólo la demografía de extensas zonas de América y el Caribe, sino que creó un discurso de segregación que aún hoy se conserva. Según el documento Struggles Against Slavery, publicado por la UNESCO en el año 2004, actualmente hay aproximadamente 20 millones de adultos sometidos a las formas tradicionales de esclavitud, mientras entre 250 y 300 millones de niños y niñas entre 5 y 14 años, trabajan en condiciones similares a la esclavitud. (UNESCO, 2004: 60-61).

 

Estos datos permiten ver la relevancia y pertinencia de conmemorar a las víctimas de la esclavitud y la trata transatlántica de esclavos, puesto que, aunque se cree que ésta es una violación a los derechos humanos que está erradicada y hace parte del pasado, las evidencias muestran como sigue vigente. Estas formas contemporáneas de esclavitud son la justificación para que los Estados, las Organizaciones Internacionales, las Organizaciones Sociales y la sociedad en general, aúnen esfuerzos para continuar luchando en contra de esta deplorable práctica.


Enlaces de interés

   El ferrocarril subterráneo, la red clandestina que ayudó a escapar a miles de esclavos en Estados Unidos.

 

Fue el primer movimiento de activismo contra la esclavitud, funcionó durante el siglo XIX y ayudó a pasar a territorio seguro a miles de esclavos negros. Tenía estructura secreta, usaba terminología ferroviaria y contaba con la ayuda de abolicionistas que colaboraban para llevar a los esclavos al Norte o a Canadá. Escapaban en noches cerradas y sin luna, casi siempre sin más información que seguir la dirección de la estrella polar. El norte significaba ser libre y no pertenecer, como un objeto, a un hombre blanco, es decir, ser uno de los cuatro millones de esclavos negros de algunas zonas de EEUU.

 

La situación de los afroamericanos sometidos a la esclavitud se dio hasta 1865, cuando tras la Guerra Civil se aprobó la ley de emancipación, como de impasible desconsuelo e inactiva sumisión. Al menos 100.000 personas lograron huir del sometimiento, fugándose hacia Canadá o a los estados del norte, donde la esclavitud no era legal.

 

Uno de los menos conocidos movimientos organizados para facilitar la huida era el llamado Underground Railroad (Ferrocarril Subterráneo), una red de rutas secretas y lugares donde los prófugos podían conseguir refugio temporal o ayuda. Se considera que la organización clandestina, en la que estaban implicadas miles de personas, fue el primer movimiento de activistas contra la esclavitud y, por tanto, el primero también en el combate a favor de los derechos civiles.

 

En el libro Through Darkness to Light, Photographs Along the Underground Railroad (Atravesar la oscuridad para llegar a la luz: fotografías a lo largo del Ferrocarril Subterráneo), Jeanine Michna-Bales presenta una foto ensayo con imágenes nocturnas que revelan enclaves históricos, ciudades y lugares que atravesaron quienes buscaban la libertad y los refugios que les brindaron los abolicionistas de la organización secreta.

 

Las imágenes, tomadas en el misterioso e inquietante ambiente nocturno para recordar cómo se movían los esclavos fugados, sigue una ruta de casi 800 kilómetros, desde las plantaciones de algodón del centro de Luisiana, a través de los pantanos de cipreses de Mississippi y las llanuras de Indiana, hasta los estados del norte y Canadá. Estas imágenes evocan el miedo constante que los viajeros nocturnos deben haber sufrido ante el peligro de ser asesinados —matar a un esclavo no era delito en los estados partidarios del sistema y actuaban bandas de cazadores para cobrar recompensas—, o recapturados.

 

Después de diez años de investigación y trabajo sobre el terreno, Michna-Bales se detiene en los lugares seguros en los que eran refugiados temporalmente los escapados con la ayuda del grupo clandestino. Las imágenes se alternan con testimonios de la época relacionados con aquellas odiseas en busca de la libertad.

 

"Mi esperanza es que este proyecto ayude a iluminar los rincones oscuros de nuestra historia compartida y nos muestre que cuando trabajamos juntos se pueden lograr grandes cosas", dice la fotógrafa en el texto que firma en el libro. Las fotografías de Through Darkness to Light viajarán por varias ciudades de los EE UU en una exposición itinerante que comienza en 2017 y terminará su recorrido en 2022.

 

En: http://www.20minutos.es/noticia/2985534/0/ferrocarril-subterraneo-red-clandestina-escape-esclavos-eeuu/

 

Fotografías: https://www.opensocietyfoundations.org/moving-walls/23/darkness-light-seeking-freedom-underground-railroad


Cerrar X
Compartir con un Amigo