Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí

Skip Navigation LinksDía-Internacional-de-las-mujeres-rurales
 
 

Día Internacional de las mujeres rurales

 
 
Compartir en:

 
En este día se reconoce a las mujeres rurales como eje central del desarrollo sostenible en su rol fundamental para la seguridad alimentaria y la superación de la pobreza.

Relevancia  cultural

En varios países del mundo y en particular en América Latina y Colombia, las áreas rurales son a su vez depositarias de buena parte de la población indígena, afro-descendiente y ROM. Estas poblaciones tienen en su relación con la tierra  parte de sus tradiciones culturales, que van desde su vinculación espiritual con el medio ambiente hasta  las técnicas de cultivo y  la producción y preparación  de los  alimentos.

“La tierra” se establece como el epicentro de las tradiciones  ancestrales de los pueblos indígenas, al igual que como un lugar de referencia y un sinónimo de autonomía y  libertad  para las poblaciones afro-descendientes.  En este sentido, el rol de las mujeres en el ámbito rural no puede ser visto exclusivamente desde la óptica del desarrollo económico, puesto que la importancia que tienen ellas en aspectos tan importantes como  el cuidado y la crianza de los niños y niñas,  la trasmisión de las tradiciones a las generaciones más jóvenes y   la memoria histórica de sus comunidades, las hace constituirse el un elemento importante para la conservación y la promoción de las tradiciones culturales.

 

Historia

En el año de 1995, durante la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer realizada por la Organización de las Naciones Unidas en  Beijín,  se discutió y se reconoció el papel y la importancia de las mujeres en el desarrollo de las áreas rurales del mundo.

A partir de la propuesta presentada por la Federación Internacional de Productores Agrícolas (FIPA), la Red de Asociaciones de Mujeres Campesinas Africanas (NARWA) y la Fundación de la Cumbre Mundial de Mujeres (FCMM), se inició el camino que concluyó en la creación del Día Internacional de las Mujeres Rurales, el cual  se conmemoró por primera vez el  15 de octubre de 2008 y desde entonces ha tenido una periodicidad anual que ha permitido avanzar en el reconocimiento de las mujeres rurales como eje central del  desarrollo sostenible , la estabilidad de las áreas rurales, la superación de la pobreza,  la producción de alimentos, el respeto y el cuidado del medio ambiente , el mejoramiento de la condiciones de salud y educación,  y su papel en la conservación de la identidad cultural de sus respectivas sociedades.

Tal como mencionó el  Secretario General de la Naciones Unidas Ban Ki-moon durante esta conmemoración en el año 2010  “Reconocemos las importantes contribuciones de las mujeres rurales, incluidas las mujeres indígenas, al desarrollo. Las mujeres rurales son agricultoras, pescadoras, ganaderas y empresarias; depositarias de identidades étnicas, conocimientos tradicionales y prácticas sostenibles; cuidadoras, madres y tutoras” (ONU, 2010)

Este reconocimiento a las mujeres rurales surge también como una estrategia para fomentar la disminución de la iniquidad de género, la cual se acentúa en las áreas rurales. Como bien lo destacan algunos estudios sobre las mujeres rurales realizados por organizaciones internacionales tales como  la Unión Europea ( 2002), la FAO ( 2007 y 2009) y la CEPAL ( 2009), las mujeres, en comparación con los hombres,  suelen tener mayores índices de desempleo,  menores salarios , un  nivel educativo más bajo y menos acceso a la tenencia de la tierra y las decisiones económicas de sus núcleos familiares. Estos estudios también muestran como la mujeres son relegadas a trabajos informales y labores del hogar, que aunque contribuyen de forma determinante al desarrollo rural, no representan en muchos casos ingresos económicos para las mujeres que los llevan a cabo y por lo tanto impactan su independencia económica y  su empoderamiento social.

Herramientas de protección

La conmemoración del Día Internacional de las mujeres rurales se estableció a través de la Resolución 62/136 del 18 de diciembre de 2007 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En esta resolución las Naciones Unidas solicita a sus estados miembros que establezcan acciones dirigidas a mejorar la situación de las mujeres en la áreas rurales, fundamentándose en la importancia que ellas tiene en la seguridad alimentaria y el desarrollo y estabilidad de las áreas rurales del mundo,  tomando como antecedente la evidente situación de iniquidad en que se encuentran las mujeres que habitan en áreas rurales. 

Para el caso colombiano, la legislación relacionada con esta conmemoración es previa a la firma de la Resolución 62/136. En el año 2002 el Congreso de la República emitió la Ley 731, que tiene como objetivo “Mejorar la calidad de vida de las mujeres rurales, priorizando las de bajos recursos y consagrar medidas específicas encaminadas a acelerar la equidad entre el hombre y la mujer rural” . ( Ley 731, 2002)

Esta Ley menciona en su articulado aspectos que van desde la promoción de la  educación y la salud de las mujeres rurales, pasando por la participación políticas de las mismas y la equidad en la remuneración por su trabajo rural; hasta llegar a temas tan sensibles como la tenencia y la titulación de tierras. Sin embargo, no menciona ni determina  derroteros para fomentar su papel en la conservación de la identidad cultural de sus respectivas comunidades, aspecto que sí es mencionado por la resolución 62/136 de la Naciones Unidas.

Al revisar el marco jurídico que se ha establecido para la promoción de la equidad  de la mujer rural, es evidente que la estrategia está fundamentada casi exclusivamente en los principios del desarrollo económico, dejando de la lado la relevancia de la mujer rural en la conservación y la promoción de las tradiciones culturales de las comunidades a las que pertenecen.

Estadísticas relacionadas

Según el estudio sobre el empleo de las mujeres rurales publicado por la CEPAL y la FAO  en el año 2009, la población rural de América Latina y el Caribe asciende a  121 millones de personas, de las cuales 58 millones son mujeres (48 %). (CEPAL Y FAO , 2009)

Para el caso Colombiano,  el Censo General de población del año 2005 muestra que la población total censada compensada es de 42.090.502 habitantes, de los cuales 31.566.276  (75%) viven en zonas urbanas; mientras que 10.524.226, ó sea el 25%,  viven en zonas rurales. De este número,   4.999.007 son mujeres (47.5%) y 5.525.218  son hombres (52.5%) (DANE, 2005).

Sin embargo, como bien lo destaca el estudio de la Organización para la Alimentación y la Agricultura-  FAO, por sus siglas en inglés, en el caso colombiano es preciso resaltar que “Entre el año 2000 y el 2005 el índice de masculinidad, según la ENDS se mantuvo igual en la zona urbana, pero en la zona rural la proporción de mujeres aumento de 47.6% a 51%”, fenómeno  que puede ser explicado por el recrudecimiento del conflicto armado y el desplazamiento forzado de la población. ( FAO, 2007: 6)

En cuanto a la participación económica de la mujer,  el Censo General del 2005 muestra cómo en las actividades económicas propiamente rurales ( agricultura, ganadería, caza y pesca) , la mujer tiene una participación muy baja ( 6.5%),  en comparación con la participación masculina en estas actividades (29.2%). No obstante, se observa una leve diferencia entre el crecimiento de la participación femenina ( -1.6%) y la participación masculina (-1.4%) , lo que permite deducir que la tendencia mundial al incremento de la participación de las mujeres rurales en las actividades económicas,  también se está presentando en Colombia.

 ​

Cerrar X
Compartir con un Amigo