Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí

Territorios Sonoros
 
 

 Territorios Sonoros

 
 
 
Compartir en:

 

A partir del año 2008 se inicia el Programa Rutas Musicales de Colombia, que se renombra a finales de 2010 como Territorios Sonoros, con base en el reconocimiento de los fluidos culturales del país con el fin de consolidar los espacios de las escuelas de Música como tejido protector y transformador de las tradiciones. 

Las Rutas propician una acción descentralizada y pertinente, porque son los músicos y sus instituciones quienes gestionan el fomento de la Música en sus respectivas regiones, al tiempo que constituyen una estrategia de integración político administrativa que propicie el dialogo intercultural y la coordinación de esfuerzos de gestión e inversión para el fortalecimiento del campo musical en Colombia. Desde las Rutas, la diversidad ha puesto a dialogar las múltiples identidades y memorias, renovando solidaridades entre las comunidades y regiones. 

La Música personifica en lo incorpóreo la vida cotidiana de la gente, sus relaciones con los territorios y sus paisajes, la interpretación de su propia historia. Si bien es posible afirmar que cada región va generando sus propios caminos de auto reconocimiento a través de sus rutas sonoras, también es necesario reconocer que estas se desprenden de sus territorios físicos y generan e integran diálogos mentales, culturales, creativos e independientes y nuevos territorios inmateriales donde múltiples sonoridades humanas se conjugan. 

En este contexto la visión regional no hace referencia a unidades exclusivas, ni es la afirmación de separatismos o autonomías culturales endógenas. En las Rutas, la visión regional busca superar divisiones administrativas para ir al encuentro de sonoridades memoriosas que alimenten las identidades y sean sus plataformas de proyección y transformación de lo local, gestadas desde su interior. 

El estímulo a la creatividad y a la recreación de la memoria, el impulso a las redes sociales y organizacionales, los encuentros de maestros de música, investigadores, constructores de instrumentos, festivales y gestores regionales y la formulación concertada de Planes Estratégicos para el Desarrollo Musical de las Regiones, son alternativas propuestas por el Programa para que los ciudadanos identifiquen  las necesidades, aspiraciones y retos del campo musical. 

Las escuelas de música, canto y danza son espacios de conocimiento, práctica y disfrute, se nutren de la investigación y la experimentación de nuevos modelos pedagógicos.  Las escuelas son centros de memoria, creación y producción. Las escuelas propician la descentralización, la autonomía y la pertinencia local, el respeto por la diversidad y la promoción del dialogo intercultural. 

A 2014 los Territorios Sonoros habrán aportado a la integración y el fortalecimiento del Sistema Cultural de sus Regiones al generar mayor valoración y reconocimiento de los bienes, servicios y manifestaciones culturales. Las regiones musicales serán reconocidas por su fortaleza musical; sus músicos y comunidades tendrán una mejor calidad de vida gracias al reconocimiento y circulación de su producción cultural. 

 

En el marco del Plan Nacional de Desarrollo 2002 – 2006 se puso en marcha el Plan Nacional de Música para la Convivencia –PNMC- como una de las políticas culturales prioritarias del Estado Colombiano. 

El Plan se articula a los campos de creación y memoria, diálogo cultural y participación, del Plan Decenal de Cultura 2001 – 2010 “Hacia una ciudadanía democrática cultural”, cuya inversión pública se ha focalizado desde entonces, en la implantación o consolidación de escuelas de música a través de programas que impulsan la formación de formadores, creación, producción y  dotación de instrumentos y materiales pedagógicos, así como su  gestión y emprendimiento, circulación, investigación y la documentación del campo musical en Colombia. 

El PNMC tiene un alcance municipal y sus estrategias están encaminadas a lograr la práctica, el conocimiento y el disfrute de la música, como un derecho cultural de todos y una valoración de esta manifestación como fuente de participación por sí misma, en la que además confluyan factores asociados a la libertad de expresión y cohesión social, capaces de  reproducir la diversidad individual y colectiva de la Nación. 

En desarrollo del PNMC se construyó de manera colectiva y concertada el documento Lineamientos de Política del Componente de Formación en Músicas Tradicionales (2003) en el cual se propone una caracterización del país musical a través de once ejes sonoros que integran prácticas  específicas regionales de producción y apropiación de sus músicas tradicionales:

El Caribe de los acordeones, de los pitos, los tambores y los bailes cantados y de los grupos del Calipso. Los arrullos y alabaos del Pacífico y sus chirimías en el norte y marimbas en el sur. Los Andes de los grupos de torbellino y carranga en el oriente, de las bandas de flautas en el suroccidente, de los grupos de rajaleñas en el Tolima Grande y de los duetos, estudiantinas y grupos de cuerda en el Eje Cafetero. El Llano de las arpas, los cuatros y las bandolas y el Trapecio Amazónico con los conjuntos de cuerda y percusión.

Una forma de leer la polifonía colombiana, a la que se pueden integrar las capas de músicas indígenas, de músicas urbanas y de músicas populares es la cartografía sonora que se viene construyendo bajo la orientación del Centro de Documentación Musical (CDM) de la Biblioteca Nacional y que da cuenta de la riqueza musical de los colombianos.

  


Cerrar X
Compartir con un Amigo

Ministerio de Cultura

Calle 9 No. 8 31
Bogotá D.C., Colombia
Horario de atención: Lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Unidad de Correspondencia: Lunes a viernes 8:00 am a 3:00 pm
Casa Abadía Calle 8 No. 8 A-31 Bogotá D.C.
Radicación Virtual: [email protected]

Contacto

Correo electrónico: [email protected]

Teléfono: (601) 3424100
Fax: (601) 3816353 ext. 1183
Línea gratuita: 018000 938081