Ir al contenido (Oprimir enter).
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Skip Navigation LinksAlfredo-Rodríguez-Orgaz,-un-arquitecto-en-el-exilio-
2016-04-20

Alfredo Rodríguez Orgaz, un arquitecto en el exilio

 
Arquitecto Alfredo Rodriguez Orgaz
Compartir en:

 
El próximo viernes 22 de abril, a las 9:00 a.m, la Dirección de Patrimonio y el Instituo Caro y Cuervo presentarán, en la Filbo, la investigación de la historiadora del arte Luisa Bulnez, sobre el legado del arquitecto Rodríguez Orgaz en Colombia.

​​​​​​​

Por Gustavo Bueno Rojas
Dirección de Patrimonio ​

La Guerra Civil y la posterior dictadura de Franco en España, estuvo enmarcada, entre muchas otras cosas, por el exilio. Durante aquellos años y en los años del posfranquismo, el país de la Península Ibérica vivió el éxodo más grande de su historia moderna. Entre quienes tuvieron que abandonar el país por culpa de la situación, se pueden contar a los poetas Luis Cernuda y Rafael Alberti, al cineasta Luis Buñuel, al pintor Pablo Picasso, autor del 'Guernica', obra que se convirtió en uno de los símbolos contra la dictadura.

Uno de los destinos para exiliarse era el continente americano, así que durante la segunda mitad de la década de 1930 y los posteriores años de la posguerra, los países de América Latina y Estados Unidos recibían a los inmigrantes que llegaban escapando de la persecución política.

A Colombia llegaron desde comienzos de la dictadura y entre los que escogieron el país como puerto de llegada se pueden contar abogados, políticos y a cinco arquitectos que de alguna manera cambiarían la arquitectura moderna del país. Ellos fueron Santiago Esteban de la Mora, quien se encargó de diseñar y construir la Plaza de toros Santamaría en Bogotá; Germán Tejero de la Torre, quien diseñaría el emblemático Hotel Bucarica en Bucaramanga; el Catedrático José de Rescasens; Ricardo Rivas Seba, autor del teatro de Teusaquillo y Alfredo Rodríguez Orgaz, que entre muchas de sus obras se pueden contar el Edificio del Banco de la República y el edificio de la Academia Colombiana de la Lengua en Bogotá.​

La historiadora del arte española Luisa Bulnes Álvarez, dedicó gran parte de su trabajo a desentrañar el aporte de los arquitectos exiliados en América, y durante los últimos años de su vida, (muere en 2012), a rastrear el trabajo de la arquitectura del exilio en Colombia especialmente, a encontrar las claves de Alfredo Rodríguez Orgaz. La dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura, y el Instituto Caro y Cuervo unieron esfuerzos para sacar de la sombra el trabajo de Bulnes, que además fue su tesis para doctorarse en Historia del arte en la Universidad Complutense de Madrid. Alberto Escovar Wilson- White hizo parte de este proceso editorial y nos desentraña un poco la vida y obra de Rodríguez Orgaz en Colombia.

¿Quién era Alfredo Rodríguez Orgaz?

Era un arquitecto español que trabajó tres décadas en Colombia y dejó un legado importante, pero lamentablemente la gente no sabía muy bien por qué él había llegado aquí. Vale la pena contar varios hechos casuales, que permitieron editar el libro que acabamos de hacer y ojalá  sirvan para dilucidar y despejar las dudas que en su nombre se levantaron.

Él hacía parte de un grupo de jóvenes arquitectos que se habían formado dentro del movimiento moderno, que pertenecían a la línea de avanzada del Racionalismo en España o Gatepac, que había participado de muchos proyectos de la República, porque políticamente estaban vinculados con ella y frente a la derrota inminente del régimen tuvieron que salir de España huyendo y, digamos que el primer castigo por perder la guerra, fue que les quitaron el título y ya nadie les daba trabajo en España.

Adicionalmente, llegó a Colombia gracias al escultor español Vitorio Macho, a quien habían comisionado hacer el monumento a Rafael Uribe Uribe en Parque Nacional en Bogotá y le pidió a Rodríguez Orgaz que le hiciera el diseño arquitectónico de la intervención en el que él iba a localizar sus esculturas en una reunión que tienen en París, entonces Rodríguez Orgaz viaja a Colombia ha realizar ese trabajo y logra establecerse gracias a la ayuda de otro español, el ingeniero García Reyes que les colaboró muchísimo a los inmigrantes que llegaban.

¿Cuál fue la influencia de que tuvo ese grupo de arquitectos en Colombia?

Yo pienso que tuvieron una influencia en muy grande dentro del Movimiento Moderno en Colombia, que lamentablemente no ha sido muy documentada. Siempre la historiografía se ha volcado más para contar la influencia de otros arquitectos extranjeros pero no  de los españoles. Siempre hablábamos de Brunner, que era austriaco, de Rother, de Italia, Alemania, Austria, mientras que a España siempre la vinculábamos con el periodo Colonial, pero no con la arquitectura moderna.

Este libro y es también el reconocimiento a la presencia de estos españoles y de su obra, y va permitir hacer justicia, pues  no teníamos conciencia del bloque de arquitectos que había trabajado acá. Va a ayudar a matizar la presencia extranjera en Colombia 

Si miras edificios como el hotel Pipatón en Barrancabermeja, que es de Germán Tejero de la Torre, o El Espectador que queda en la Avenida Jiménez en Bogotá, también diseñado por él, son paradigmas de la arquitectura moderna en nuestro país. Si miras el edificio Henry Faux, ubicado en la Jiménez con Séptima que es de Santiago Esteban de la Mora, es el paradigma de la arquitectura moderna, y guardando las proporciones, el edificio que hizo Rodríguez Orgaz para el Banco de la República, también. Es decir, dos arquitectos españoles definen la presencia de esa esquina de la Jiménez con Séptima que es paradigmática en la ciudad y no deja de ser impresionante y no teníamos conciencia de eso.
 
¿Cómo era visto el trabajo de Rodríguez Orgaz en Colombia?

Lo primero, creo que fue bastante injusto en relación con él, es que su trabajo se relacionó con el rediseño de la fachada de la Catedral Primada. La gente normalmente le atribuya a Fray Domingo de Petrés toda la construcción de la Catedral. Eso no es estrictamente cierto. Él alcanza a hacer únicamente el primer cuerpo de la Catedral y luego le deja la construcción de la fachada a su discípulo Nicolás León, quien le construye dos torres. A míme parece que a la Iglesia católica esto la mortificaba un poco, porque  León era como un maestro de obra que se había formado con Petrés, pero que no tenía la mayor experiencia. Finalmente, la Iglesia, aprovechando que Rodríguez Orgaz estaba en Bogotá, le contratada todo el rediseño de la fachada de la Catedral y Rodríguez Orgaz hace también el palacio arzobispal donde vive el cardenal y esos dos trabajos, tan ligados a la Iglesia llevaron a la gente a afirmar que seguramente él era un arquitecto que había participado con Franco y venía trabajar aquí porque tenía buenos contactos con las autoridades eclesiásticas​ y nada más lejano. Y  eso fue uno de los mitos que el libro desmontó por completo.

Rodrí​guez Orgaz tiene otro ejemplo arquitectónico raro y es el edificio del Banco de la República. En su momento, mientras muchos arquitectos le decían “usted es un arquitecto fachista que solo trabaja para la Iglesia”, cuando hace este edificio moderno, entonces todos los arquitectos le empiezan a decir que es un farsante, porque se suponía que hacía edificios historicistas y ahora viene a salir con este otro moderno. Entonces los arquitectos modernos también lo atacaron, por eso. Les parecía que no era lo suficientemente honrado. Porque en general los arquitectos del movimiento moderno eran puristas. Rodríguez Orgaz va a terminar haciendo la primera catedral de sal en Colombia, que es la de Zipaquirá y eso demostraba que él podía moverse en las dos corrientes y que independientemente del estilo o tendencia estética que se siga, hay buena y mala arquitectura y eso es lo que se debería evaluar en la obra de un arquitecto.



Luisa Bulnez Álvarez


¿Cómo llega usted a conocer la obra de Rodríguez Orgaz?

Una vez conversé con alguien que lo había conocido en Madrid y me dijo que él le había dicho que le parecía injusto que nadie le hubiera reconocido el mérito de ser el autor de la Catedral Primada de Bogotá. 

¿Cómo se contacta con Luisa Bulnes Álvares?
​​
 Un día recibí una llamada desde Madrid, diciéndome que había una historiadora del arte que estaba interesada en cuatro arquitectos que habían salido de España con motivo de la Guerra Civil y que si autorizaba para dar mis datos para que se pusiera en contacto conmigo. Hablamos, y muy amablemente, me envió un libro en el que ella había participado que se llamaba Arquitecturas en el exilio, que recogía una exposición que se había hecho en Madrid en el año 2007, en el cual se contaba la historia de esos arquitectos españoles, que con motivo de la guerra habían tenido que salir de España y oh sorpresa, ahí estaba Rodríguez Orgaz, y contaba la historia muy diferente a la que conocíamos.

Luego pasó algo importante  y es que me reuní en Madrid con la viuda, la segunda esposa del arquitecto, y  ella tenía el interés de que los archivos volvieran a Colombia, pensaba que era lo justo y gracias a la gestión, que en su momento lideró la arquitecta Mariana Patiño, se  pudo lograr y actualmente está el archivo, para la consulta del público, en la biblioteca Luis Ángel Arango.

¿Qué es lo que se puede encontrar el lector en este libro?

Luisa Bulnes, quien conoció a Alfredo Rodríguez Orgaz, hace esta tesis doctoral sobre él y su hermano Mariano, los dos salieron de España y Mariano se radicó en México y Alfredo en Colombia. Él va a estar desde el año 37, hasta el 48 que empieza la época de la violencia en Colombia, cuando se va huyendo del Bogotazo. Volvió nuevamente en los años 50, para un periodo de 3 o 4 años, y luego regresa a Madrid. El libro recoge el periodo colombiano de Alfredo, y deja de lado lo de Mariano porque consideramos que es importante pero para México.


¿Por qué el Ministerio de Cultura decide asociarse con el Instituto Caro y Cuervo para realizar esta publicación?

La sede Hierbabuena  del Instituto Caro y Cuervo la hace Rodríguez Orgaz. Esa es la sede actual de la imprenta patriótica, que está funcionando en un edificio que él diseñó. Tan pronto me posesioné como Director de Patrimonio, hablé con Carmen Millán, directora del Caro y Cuervo y nos  pareció que era una muy buena idea recoger la obra de este arquitecto y que además el libro tuviera esa apariencia, entonces decidimos hacer el libro allí, como un homenaje doble, tanto a la imprenta, como a Rodríguez Orgaz.

****


Presentación del Libro “Alfredo Rodríguez Orgaz. Arquitecto” en la Filbo 2016
Fecha: 22 de abril 
Hora: 9:00 a.m. a 10:30 a. m. – Salón Madre Josefa del Castillo- Corferias
Organiza: Dirección de Patrimonio del Ministerio de Cultura
Se obsequiarán los libros a los asistentes

Noticias Relacionadas



Mayores informes
Jaime Acuña Lezama
Grupo de Divulgación y Prensa
Ministerio de Cultura (Ministry of Culture) 
Teléfono (57 1) 342 4100  Ext. 1252 – (57) 3015988079
Dirección (Address) Calle 8 # 8 – 43
Correo electrónico: jacunal@mincultura.gov.co 
Bogotá, Colombia www.mincultura.gov.co


 

Cerrar X
Compartir con un Amigo