Ir al contenido (Oprimir enter).
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Skip Navigation LinksDiario-de-viaje-a-los-centros-históricos-del-Tolima

Los hitos son huellas que hacen de un lugar distinto a otro.Diario de viaje a los centros históricos del Tolima: Sandra Higuera

 
 
Compartir en:

 
Sandra Janett Higuera Gómez nos cuenta el proceso del libro Diario de viaje a los centros históricos del Tolima, y de las proyecciones que se pensaron sobre esta trilogía de centros históricos.

Los hitos son huellas que hacen de un lugar distinto a otro. Diario de viaje a los centros históricos del Tolima: Sandra Higuera           

Por: Valentina Vega                                                           

La asesora del grupo de Protección de bien Culturales Inmuebles, Sandra Janett Higuera Gómez y redactora del libro Diario de viaje a los centros históricos del Tolima, habló del proceso de este libro y de las proyecciones que se pensaron sobre esta trilogía de centros históricos.                                       

Las palabras de Sandra Higuera tienen memoria. Habla con armonía del trabajo que se hizo con la cartilla Diario de viaje a los centros históricos del Tolima. Dice que  fue un proceso de construcción paulatina, un resultado de muchísimos ejercicios y de una recolección de otras cartillas que se hicieron, las cuales hablaban de los oficios, la comida y lugares emblemáticos. La cartilla Diario de viaje a los centros históricos del Tolima, es una síntesis de un trabajo que duró más de dos años, que intento ser amigable al incluir un tema técnico y  una valoración patrimonial y que se elaboró para ser un producto turístico cultural.

-El Ministerio de Cultura no es promotor turístico, lo que se pretendía era que el discurso de esta gente que quiere trabajar por la cultura se viera enriquecido, que no se siguiera hablando de los mismo lugares, sino que hubiera un discurso más robustico, todo esto para demostrar un amor propio de lo que hace la gente en estas regiones, de reconocimiento, de autoestima por lo que están haciendo, porque lo que hacen es importante, también que  genere algo de sostenibilidad, no se pretende que esto se vuelva un negocio lucrativo, sino que esto les sirva de alguna manera para poder generar ingresos, que este cuento del patrimonio les sirva para algo, y que lo que ellos han aprendido generación tras generación no se pierda, entonces es una manera de reinventarse.

Sandra Higuera lleva un ritmo en su narración, donde de manera lenta habla de una construcción de un modelo pedagógico, para que las personas entiendan de qué se está hablando en la cartilla, que no fuera abstracto, porque una de las cosas más importante de este libro es ser entendido, por eso se apoyó con imágenes, con líneas de tiempo y cartografías.    

-La cartilla va dirigida para la misma población y para los visitantes, una de las apuestas es mostrar otros lugares fuera de los clichés. El título de la cartilla pretende invitar a personalizar el viaje.

Cuando proporciona sus recuerdos para contar sobre la cartilla, Sandra Higuera sonríe y continúa hablando de la metodología del libro. La línea del tiempo es una manera para identificar todos los hitos de los momentos específicos de la historia y como estos entre tramo y tramo van creando huellas. La parte técnica es la descripción de cada uno de los momentos, que es la extensión de la línea del tiempo, se ve una historia precolombina, colonial, después una historia productiva como Ambalema.                                               

─ Se tiene que tener en cuenta que las huellas no solo se ven de forma material sino también inmaterial.

La idea de la cartilla surge porque uno de los problemas que se tiene es la falta de apropiación, es decir, la apuesta de este proceso es que la gente se sintonice desde  una identificación con el patrimonio cultural y su valoración. El logro de esta cartilla es que se haga reinvención por estos lugares y personas, que no se siga naturalizando hitos importantes, porque pierden su valor.  

─ Se quería generar unos fortalecimientos locales y la misma gente en 2016 y 2017 hizo una identificación y una caracterización de sus recursos culturales, los recursos culturales son estas huellas que van quedando en el territorio y que nos van contando la historia.

Para Sandra Higuera es importante hablar de los centros históricos en Colombia, porque tienen una herramienta de planeación y gestión que se les ha denominado como Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) y que en Colombia hay 45 centros históricos, esta herramienta desde el 2008 está en el marco de la ley general de cultura. Por ello, se iniciaron con dos centros históricos en el 2016: El Carmen Norte de Santander y Ambalema Tolima. En 2017 se da la continuidad a la propuesta  por parte de la dirección de Patrimonio.

─ La toma por trabajar en Tolima fue por una apuesta por aprovechar el tema de la región y para priorización de inversión y  divulgación, era importante empezar hablar en bloque, esta fue una de las razones por las cuales se trabajó en 2017 en San Sebastián de Marquita, Tolima.

Por otra parte, que fue de suma importancia, en el 2017 cuando salió la resolución de aprobación del plan especial de manejo de protección de Honda Tolima, con esta resolución genero más interés por trabajar con este lugar, Tolima, desde sus tres centros históricos: Ambalema, San Sebastián de Marquita y Honda, un momento justo para poder generar el tema del bloque.

Sandra Higuera invita a que si quieren conocer cada uno de los lugares tienen que preparar su viaje, cada centro histórico tienen un anfitrión, el anfitrión es el que le puede coordinar todo el viaje, tiene que ser así porque no son lugares turísticos consolidados, entonces pueden ir a la parte de atrás de la cartilla y verán un directorio donde podrán llamar a uno de ellos para que organicen su viaje, además que todo estas personas ya están preparadas con una orientación patrimonial muy clara. 


Cerrar X
Compartir con un Amigo