Ir al contenido (Oprimir enter).
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Skip Navigation LinksSantiago-García,-maestro-del-teatro
 

 Santiago García, maestro del teatro

 
 
Santiago García - Fotos: Milton Ramírez, MinCultura - @fotomilton
Compartir en:

 
Con una vida consagrada al teatro el director y dramaturgo Santiago García, es uno de los grandes referentes de la escena contemporánea en Colombia y Latinoamérica.

​​​Nacido en Bogotá el 20 de diciembre de 1928, este  actor, dramaturgo, director teatral y pedagogo, es considerado como uno de los grandes teóricos y maestros de la escena contemporánea. Se formó como arquitecto en la Universidad Nacional de Colombia, en la escuela de Bellas Artes de París y en el instituto Universitario de Venecia. De regreso a Colombia, comenzó a entrenarse como actor en Bogotá, con el director japonés Seki Sano, en 1956.

Cursó estudios de escenografía y dirección teatral en la Universidad de Carlos, en Praga (Checoeslovaquia). En 1958 integró el núcleo fundador de El Búho, con el que llevó a la escena la obra 'A la diestra de Dios Padre', de Enrique Buenaventura. En 1966 fundó, con un grupo de artistas e intelectuales, la Casa de la Cultura, primera etapa de lo que en 1968, fue el Teatro La Candelaria, del cual es su director general desde 1966 hasta el día de hoy.

Maestro de la creación colectiva, su modo de entenderla rechaza asumirla como un método y sí como un proceso de trabajo que se renueva en cada experiencia y que se  fundamenta en un saber transdisciplinario y una actitud de compromiso práctico e ideológico en cada uno de los miembros del grupo. García concibe cada montaje como un proceso  exploratorio, una técnica y una forma diferente de improvisaciones que obliga a identificar motivaciones, a explorar la realidad y el entramado artístico de los lenguajes no verbales, el gesto, la intertextualidad y el discurso polifónico.

Sus obras han recreado episodios de la historia sociopolítica colombiana, han enfrentado por medio del lenguaje artístico las manifestaciones de la violencia estructural, las problemáticas de las clases más desposeídas, con un profundo compromiso con la cultura popular y con los procedimientos artísticos que emanan de la investigación de las fuentes y los lenguajes específicos del teatro. 

Acerca de la importancia del importante papel que juega el teatro al interior de nuestra sociedad, Santiago García ha dicho: "Nosotros, los hombres y mujeres de teatro colombiano, sabemos que es posible hablar de lo que nos duele y de lo que nos alegra y que también se puede, como en la escena, entender los conflictos. Lo sabemos   porque hemos conformado grupos y públicos, hemos sabido convivir entre diferentes y hemos tramitado las divergencias en la creación, un lugar sagrado y misterioso que permite recrear la vida y por lo tanto contribuir a transformarla".

Este destacado hombre de teatro, fundador del Teatro La Candelaria, hace 50 años también ha levantado en diversas oportunidades su voz, instando a los actores y actrices de Colombia a que no abandonen el barco de la creación. "Es el único lugar donde no se naufraga. Por supuesto que no es fácil permanecer en él porque es un lugar de riesgo, pero de gran satisfacción porque es el lugar, desde el cual nos podemos reír, incluso, de las pasajeras pompas del poder", ha dicho.


Santiago García ha recibido numerosas distinciones a nivel nacional e internacional, como el Premio Ollantay del Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT), el Premio Cultural ALBA de las Letras y las Artes por la obra de toda la vida y varios doctorados honoris causa, honores que reconocen su estatura artística y ética, su humanismo y su condición de intelectual Latinoamericano comprometido.

En 2012 el Instituto Internacional de Teatro ITI, Unesco, en reunión celebrada por el Comité Ejecutivo en París, declaró a Santiago García, como Embajador Mundial del Teatro. Una distinción que sólo ha recibido un puñado de personalidades de la talla del nigeriano, Wole Soyinka, Premio Nobel de Literatura y Anatoli Vassiliev, considerado la máxima figura de la dirección teatral en Rusia.

Cerrar X
Compartir con un Amigo